Planta Medicinal

Vivimos en un mundo en el que son cada vez más las personas que se sienten atraídas por la medicina natural y las terapias que esta nos ofrece. Lo cierto es que siempre es interesante saber más sobre las plantas medicinales y para qué sirven, pero también es necesario tener información sobre los cuidados que necesitan.

Qué son las plantas medicinales

Llamamos plantas medicinales a las que, ya sea la planta completa o alguna de sus partes, pueden ser útiles para combatir algunas enfermedades de personas y de animales. El alivio que producen es gracias a los principios activos que poseen cada una de ellas. Muchas se han usado desde hace cientos de años, pero hay algunas otras de las que se han descubierto sus aplicaciones más recientemente, confirmadas en nuevas investigaciones.

Para qué sirven y sus tipos

Son muchos los efectos beneficiosos que las plantas medicinales producen en nuestro organismo; sin embargo, es importante saber que no son sustitutivas de los tratamientos convencionales, sino complementarias. En cualquier caso, ante una dolencia o síntoma, consulta primero con tu médico. 

Veamos algunas de sus ventajas:

  • Son fáciles de conseguir: en cualquier herbolario o en tiendas de productos naturales. Además, la mayoría de ellas se pueden plantar en casa.
  • Coste: son baratas y tienen pocas contraindicaciones y efectos secundarios al tomarlas.
  • Distintos usos: las plantas no solamente sirven para calmar un solo síntoma, sino que tienen muchas aplicaciones.

Algunos ejemplos de plantas medicinales

A continuación, vamos a ver una breve lista de plantas medicinales y su aplicación correspondiente, para que sirvan como ejemplo de algunas de las dolencias que pueden tratarse con ellas:

  • Achicoria: previene problemas de digestión gracias a la inulina, un probiótico. Alivia el estrés, provoca sueño y relajación del cuerpo.
  • Ajo: funciona activamente en la mejora de la circulación de la sangre, ya que la diluye. De esta manera, regula el colesterol alto o la hipertensión. Otra aplicación es su efectividad en las infecciones causadas por un virus, como diarrea y gripe. Además, es muy fácil de obtener y se puede añadir a casi todas las comidas.
  • Cúrcuma: de esta planta medicinal lo que utilizamos es la raíz, que sirve de antiinflamatorio y actúa para calmar la artritis, problemas de hígado y psoriasis. Otro modo de utilizarla es molida, para personas con problemas de piedras en el riñón.

Cuidados de las plantas medicinales

Ahora que sabemos lo que son las plantas medicinales, su utilización y hemos conocido algunas de ellas, vamos a proponer algunos cuidados para su plantación en casa. 

Sustratos específicos

  • Especies que necesitan ser plantadas en suelos ácidos necesitan el sustrato pH 5.
  • Las orquídeas necesitan que haya aire entre sus raíces, por lo que también necesitan sustratos especiales.
  • Para suelos que ya no son aptos podemos usar el mantillo, que activa los cultivos con nutrientes.
  • También hay sustratos específicos para tipos globales de plantas, como los destinados a plantas de hoja verde, que suelen ser algo ácidos y tener un aporte extra de hierro; o los específicos para plantas que dan flores, que tienen un aporte especial en fósforo, además de nitrógeno, potasio y hummus.

Las plantas medicinales sirven para aliviar o mejorar algunas enfermedades mediante la medicina natural, aunque es importante tener en cuenta que si una de ellas no hace el efecto que se espera, se debe cambiar o acudir a un especialista. El cuidado es muy importante si nos decidimos a plantarlas en casa o en un pequeño huerto, ya que hay que atender al suelo del cultivo, la falta de nutrientes o el exceso de sol o temperatura. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario